Lo Último


PRD

De la antorcha al incendio

COMPARTIR

9 julio, 2019

Comparación entre el logo tradicional y la nueva versión

Comparación entre el logo tradicional y la nueva versión

EstadoRep. Dominicana

El Partido Revolucionario Dominicano, en el marco de un evento institucional dirigido a jóvenes, presentó una versión renovada del logo del partido. Hay controversia respecto al cambio.

Las primeras reacciones fueron criticando el nuevo logo, donde lo han llegado a comparar con un cono de helado y a mí me parece que tiene una apariencia de llama olímpica. La técnica tiene cierto aire recreativo (como si fuera de historieta, animación o un dibujo para colorear) gracias a la línea delgada donde la única sombra o color sólido es la llama, y esto no ayuda mucho al logo. También es llamativa en modo negativo la manera en que termina la punta superior de la llama, donde se ve que hay en realidad 2 puntas con un espacio insignificante entre ambas, e imperceptible en usos digitales (quen son supuestamente los puntos de contacto donde se va a implementar), y teniendo en cuenta que la llama más pequeña sí finaliza con su punta bien unificada, se puede pensar en que se trata de un error por descuido.

El logo con las iniciales. Fuente: PRD (Twitter)

A salirle al paso a las reacciones sobre este logo apareció 'Neney' Cabrera, el presidente ejecutivo del partido, quien aseguró:

"Por este medio quiero dejar claramente establecido, que lo que presentó ayer el compañero Miguel Vargas es la nueva línea gráfica del PRD solo para usarlo en la plataforma digital. De ninguna manera, se trata de sustituir o cambiar nuestro símbolo partidario tradicional"

'Neney' Cabrera

De ser cierto lo anterior, el partido quedaría con dos logos (bastante diferentes), lo cual para cualquier organización o marca en general significa dispararse en el pie (salvo que se trate de intenciones estratégicas para diferenciar segmentos, submarcas o divisiones), y puede ser más grave aún en la arena política, donde el logo juega un papel clave en la reconocibilidad de los partidos o candidatos (¡Es lo más llamativo nada más y nada menos que en los tarjetones o boletas electorales!). En fin, el PRD se armó a sí mismo una confusión de la que más le vale salir cuanto antes.


Valoración

Nuevo logo


COMPARTIR