Opinión


Pepsi-Cola

Pepsi Made with Real Sugar: éxito y desafíos

COMPARTIR

David Muñoz Ordoñez

30 abril, 2020

Uno de los logos usados por la versión especial

Uno de los logos usados por la versión especial

Bebida y ComidaCultura

Esta semana se lanzó una nueva imagen para 'Pepsi-Cola Made with Real Sugar', una edición especial de la bebida Pepsi que, como su nombre lo indica, es preparada con azúcar en vez de sueros u otros endulzantes artificiales. Aunque desde algunos puntos de vista puede parecer un producto más en el portafolio de la marca, hay algunas reflexiones en las que podemos adentrarnos.

Merece la pena destacar el origen de esta variación de Pepsi, que en sus inicios fue un producto de edición limitada y temporal. Se puede partir de los años 80, cuando los principales fabricantes de bebidas gaseosas como, incluido Pepsi, decidieron reemplazar el azúcar estándar con endulzantes y sueros de carácter más artificial, pues la brecha en el costo entre ambos ingredientes era considerable. Sería unos 25 años después, ya entrados en el siglo XXI y ante un público más consciente sobre la manera en que nos alimentamos, y con precios del azúcar menos inflados, la empresa comenzó a considerar el regreso del azúcar de caña a sus bebidas. Esto se materializó en 2009 cuando se lanzó 'Pepsi Throwback', una versión limitada que además de prometer el cambio de dicho ingrediente, llegó con un empaque 'retro' que evocaba el pasado.

La segunda versión de Pepsi Throwback. Fuente: https://en.wikipedia.org/w/index.php?curid=31103897

Comer y beber es una de las experiencias más ricas sensorialmente, en tanto llega a implicar todos los sentidos (vista, tacto, olfato, gusto y audición) y a pesar de que lo hacemos varias veces cada día, la potencia de los estímulos que representa nunca baja. Es gracias a ese carácter sinestésico que el diseño y el branding tienen una cabida importante en todo lo que respecta a la comida, dando en gran medida origen al Food Design, a través del cual se añade bastante valor a productos y experiencias alimenticias. En el caso de Pepsi, el regreso del azúcar, de la mano del diseño, llegaron a impactar a la gente con un producto que incluía un cambio en el sabor que muchos dijeron notar positivamente, y un viaje en el tiempo a los años 80, atractivo para los nostálgicos e interesante para nuevas generaciones que vieron llegar con curiosidad un producto del pasado.

Pepsi Throwback fue exitosa comercialmente, al punto que en ese mismo 2009 lanzaron una segunda edición, seguida por otro par hasta que en 2011 la marca anunció que se convertiría en un producto permanente, como lo ha sido hasta ahora. Para ese momento, Pepsi Throwback había ganado tal popularidad que se vendía en varias presentaciones, como botellas y paquetes de hasta 32 latas.

En 2014, se dio un cambio mayor en el producto: nada más y nada menos que un cambio de nombre, donde pasó de llamarse Pepsi Throwback a Pepsi Made with Real Sugar. Utilizaba un viejo logo (cuando la marca aún se daba a conocer como 'Pepsi-Cola') con fuente manuscrita que hoy ofrece una cierta connotación de artesanalidad. Esta acción puede interpretarse como un ajuste natural a las tendencias alimenticias que parecen conducir a la humanidad en el corto y mediano plazo. A pesar del éxito de la bebida, a medida que pasaban los meses y los años, grandes grupos poblacionales en diferentes partes del mundo continuaban aumentando sus prevenciones e intereses sobre lo que comían. Atrás parecen ir quedando los días en que comíamos y bebíamos sin ninguna consciencia sobre los efectos de los ingredientes de los alimentos, y prueba de ello es la manera en que varias cadenas y fabricantes de comida tachados como productores de comida 'chatarra' han querido cambiar su imagen, en especial en esta segunda década de siglo.

Primera versión de Pepsi Made with Real Sugar. Fuente: (WP:NFCC#4), https://en.wikipedia.org/w/index.php?curid=58441596

 

Pepsi, consciente de los efectos que representaría que su bebida pase de ser un acompañamiento cotidiano de cada almuerzo a ser una bebida ocasional, intenta, con Pepsi Made With Real Sugar, convencer a quienes buscan evitar en lo posible ingredientes artificiales en sus comidas, y aunque la bebida goza de bastantes adeptos, cabe preguntarse si ésta y otras variaciones 'light' o que apuntan a públicos que cuidan en cierto grado su dieta van a ser suficientes para afrontar un futuro con, seguramente, un público todavía más precavido respecto a la comida. Al final, quienes evaden cualquier bebida azucarada o con endulzantes e ingredientes artificiales son cada vez más y Pepsi, al igual que otros fabricantes de bebidas como estas, seguirán echando mano del Diseño y el Branding para reinventarse continuamente en el tiempo. ¿Llegará la Pepsi estándar a ser la verdadera 'throwback' en el futuro, cuando la mayoría abrumadora consuma las variaciones 'saludables' del producto? Tal vez al menos en los números ya sea así y silenciosamente la marca viene preparando el camino para recorrer erguida los tiempos que vienen.

Nueva imagen de Pepsi Made with Real Sugar

COMPARTIR